"Puede uno amar sin ser feliz; puede uno ser feliz sin amar; pero amar y ser feliz es algo prodigioso." Honoré de Balzac


martes, 9 de octubre de 2012

Botas blancas con medias de color carne


Alucino cuando los escritores (malos, casi siempre suelen ser malos) reconocen que se conmueven hasta las lágrimas releyendo sus textos. Cuando aseguran que se emocionan con su propia obra, qué digo emocionan, que levitan y se quedan pegados al techo de puro gusto. También lo flipo cuando nos anuncian que la última obra maestra que están perpetrando -y de la que nos dan cumplida cuenta para nuestro horror-, avanza implacable como Atila. Ah, y también me da fatiguita cuando ya paren y nos juran que la criatura abisal, que sostienen en los brazos con embeleso, es la más bonita de toda su backlist. Caray.
Yo no puedo evitar sonrojarme cada vez que leo estas cosas. A mí es que me enseñaron que hablar bien de uno mismo era de mala educación, también es que soy muy vieja y en mis tiempos no existían los coaches ni el pensamiento positivo, será eso, pero sí, reconozco que no he conseguido liberarme de aquellas enseñanzas prusianas. Para mí el autobombo, el orgasmar con tus propios textos, es algo así como llevar botas blancas con medias de color carne.









Y ahora para apuntalar mi tesis, doy paso al amigo Confucio:



 "Nunca debemos hablar bien ni mal de nosotros mismos. Si hablamos bien no nos creerán, y si hablamos mal nos creerán fácilmente".



domingo, 30 de septiembre de 2012

Kaguya Gallery

Confieso que me habría gustado ser Kaguya Thyssen, por eso escribo novelas en las que a los protagonistas se les salen las obras de arte por las orejas.

Maksim tiene el sótano de Valdepinos como los peines del Prado y a mi último prota, un capitán de la Flota de Indias, entre otras maravillas, le acabo de colgar "La Virgen de los Navegantes" de Alejo Fernández. Ya sé que su sitio era la Casa de Contratación, pero mi capitán tiene en su casoplón de la collación de Santa María otra Virgen de los Navegantes o de los Mareantes, como se decía también, de Alejo Fernández. Y que nadie se atreva enmendarme la plana apelando al rigor histórico o a la verosimilitud, porque es lo que me dicta mi imaginación desbordante.





Menudo museo me estoy haciendo con las obras que cuelgan de los escenarios de mis novelas...

sábado, 1 de septiembre de 2012

Poner FIN

Hoy he puesto otro fin...

He terminado una novela y mis personajes ya pueden marcharse adónde quieran.

Ahora son ellos los que irán en busca de sus propios finales, felices o no.

El mío ya se lo he puesto. Y así los recordaré siempre.





jueves, 12 de julio de 2012

Así comienza



Amo tanto como amo amar y soy tan amada como amo ser amada.

El valle de los avasallados, Réjean Ducharme.


martes, 10 de julio de 2012

La fiesta de la realidad




Natalia que tiene 8 años ha compuesto nuestra canción...

Escribe de noche y a máquina.

Soy su fan.

viernes, 22 de junio de 2012

Necesito un almirante




Estoy maquinando. Tengo a un almirante de la Flota de Indias rondándome y todavía no le había puesto rostro hasta que me he topado con este... marinero tan inspirador.

Mmmmmmmmmmmmmmmmmmmm.