"Puede uno amar sin ser feliz; puede uno ser feliz sin amar; pero amar y ser feliz es algo prodigioso." Honoré de Balzac


lunes, 20 de junio de 2011

La generación de los hombres callados

Copio y pego de Sunset Park de Paul Auster:


"...cuando se pone a pensar en esa generación de hombres callados, los niños que crecieron durante la Depresión para ser mayores ya cuando estalló la guerra y convertirse o no en combatientes, no les reprocha que se nieguen a hablar, que no quieran volver al pasado, pero qué curioso resulta, piensa ella, qué incoherencia tan sublime que su propia generación, que no tiene mucho que contar todavía, haya producido hombres que nunca dejan de hablar, personas como Bing, por ejemplo, o como Jake, que se pone a hablar de sí mismo a la menor oportunidad, que tiene opinión sobre todos los temas, que vomita palabras de la mañana a la noche, aunque el hecho de que hable no quiere decir que ella quiera oírle, mientras que en lo que se refiere a los hombres callados, a los viejos, a los que están a punto de desaparecer, daría cualquier cosa por escuchar lo que tuvieran que decir".

Mi abuelo era un hombre callado, nació en 1908 y perteneció también a esa generación de hombres que después de conocer en su caso la decadencia después de un pasado de relumbrón, le tocó también hacer una guerra.

Mi abuelo nunca habló de su pasado, mi abuelo era un hombre callado al que siempre quise sacarle alguna historia, alguna verdad, su verdad sobre su tiempo y su universo. Nunca pude. Mi abuelo miraba para otro lado y esquivaba las preguntas, se guardaba las respuestas en un arca que jamás pudo abrir nadie, un arca que se llevó con él para tristeza de todos.

En cambio su nieta, yo, soy una cotorra que tiene blog, twitter, facebook, móvil, correo electrónico... Soy de esa generación que apenas ha vivido y que se pasa el día opinando de todo, vomitando palabras huecas, haciendo ruido, en un vano intento de convencerme de que tengo algo que decir que merezca la pena.

Qué necia. Los hombres que tienen cosas que decir, los hombres que de verdad conocen el backstage de la vida, se quedan callados para siempre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario