"Puede uno amar sin ser feliz; puede uno ser feliz sin amar; pero amar y ser feliz es algo prodigioso." Honoré de Balzac


viernes, 3 de junio de 2011

Miles de ojos te vigilan

Todavía recuerdo los tiempos en que salías a la calle con la cara lavada y sin peinar y lo peor que podía pasarte es que ese día apareciera a la vuelta de la esquina Brad Pitt o Nick Kamen en sus versiones de barrio.

Ahora ya no. Ahora desde que todos vamos todo el día con una camarita encima te pueden pasar dos cosas:

La mejor, que a la vuelta de la esquina quien te espere sea Scott Schumann, el bloguero de moda de The Sartorialist , y encuentre tu día horribilis como el colmo de la consistencia (para él el estilo es consistencia). http://www.lavanguardia.com/gente/hola/20110602/54164160649/entrevista-a-scott-schumann-creador-de-the-sartorialist.html


O lo peor, que el que te espere sea un fotógrafo del Sálvame o su versión barrial en forma de vecina envidiosa que luego va y etiqueta en su Face y te saquen de esta guisa como a la pobre Isabel.


Como es más probable lo segundo que lo primero, yo hace mucho que en mis días horribilis adopto este outfit de monje benedictino que lució Leo DiCaprio en Pompeya.


¿A que es ideal?

No hay comentarios:

Publicar un comentario