"Puede uno amar sin ser feliz; puede uno ser feliz sin amar; pero amar y ser feliz es algo prodigioso." Honoré de Balzac


lunes, 4 de julio de 2011

De cena con Dumbledore

Leo que J. K. Rowling ha despedido a su agente literarario de toda la vida, Christopher Little, su descubridor, y lo ha sustituido por Neil Blair, antiguo socio de Little (y fundador de The Blair Partnertship), el artífice de Pottermore.com, el único sitio donde se venderán los ebooks de Harry Potter.



Seguro que es una decisión acertada. ¿Por qué lo sé?

Hace no mucho la Rowling declaraba que su personaje favorito de la saga potteriana es Dumbledore.







La escritora confesó que: «lo elegiría para cenar juntos, tendríamos mucho de lo que hablar. Además me encantaría escuchar sus consejos y he de reconocer que ¿quién no querría tener un Dumbledore en su vida?».

Todos. El mago, el viejo sabio, el guía, el maestro espiritual es un arquetipo que nos retrotrae a la figura del hechicero de las sociedades primitivas como en su día nos descubrió Jung. ¿Quién no necesita el consejo de un hombre sabio, paciente y generoso?

Un hombre cuyo lema es: el amor es la magia más importante y poderosa del mundo...

En los mitos y en los cuentos cuando el héroe está vencido o perdido suele aparecer el Viejo Sabio para traerle la luz y la esperanza.

Es el Ermitaño del Tarot...




Es el Dumblendore de la Rowling, el espíritu del Viejo Sabio que seguro que le ha inspirado esta última decisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario