"Puede uno amar sin ser feliz; puede uno ser feliz sin amar; pero amar y ser feliz es algo prodigioso." Honoré de Balzac


sábado, 2 de julio de 2011

La princesa está triste


Triste y grogui porque esa forma de agarrarse al padrino es rara-rara...




El único momento en el que Charlene se ha venido arriba ha sido cuando la artista sudafricana Pumeza Matshikiza ha cantado en su honor una "divertida y original canción" según el Hola! (lo de divertido y original).

Supongo que ha sido en ese instante cuando se ha percatado de que a pesar de los anillos siempre se podrá sacar un billete a Sudáfrica... y que la encuentren.

Sigo viendo la boda...

Ya estoy de vuelta y para reseñar otro momento terrible, que presagia lo peor, supongo que lo habréis visto... Charlene quitándose el velo ella solo y acto seguido besando al mameluco de su novio...



Me ha recordado a la boda de la Infanta Elena cuando desesperada le pedía a Marichalar le echara el velo p'atrás...

Ay qué mal presagio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario