"Puede uno amar sin ser feliz; puede uno ser feliz sin amar; pero amar y ser feliz es algo prodigioso." Honoré de Balzac


viernes, 1 de julio de 2011

Mosstock y Charleneboring

Hoy es un día grande para los adictos a las bodas como yo.

La civil y principesca de Charlene y Alberto, donde a la novia se la ve así de feliz:






No tengo palabras, así que mejor una imagen:




Y la real de Kate Moss y Jamie Hince:








Me encantan las novias con el pelo suelto, y si llevan vestido de inspiración vintage de Galliano sin mangas de color marfil con bordados dorados y velo más largo que cola, ya me vuelvo loca.

También prefiero las novias que llegan en Rolls Royce gris a las que llegan en Lexus, pobre Charlene de verdad, vaya carrocita que le ha elegido el príncipe...




También adoro las bodas campestres en pequeñas parroquías como ésta cercana a la casa de campo que la Moss tiene en Little Faringdon...




Y ya el no va a más es que las bodas es que duren tres días y parezcan un minifestival con actuaciones de los Rolling e Iggy Pop incluidas.


En fin, la boda a la que Charlene le hubiese gustado asistir de no haber estado casándose civilmente con su príncipe...



No hay comentarios:

Publicar un comentario